5 consejos profesionales para deshacerse de los roedores en su instalación

Lo que todo productor de cerveza, vino y licores debe saber

Los ratones y las ratas presentan un desafío importante para las empresas que producen cerveza, vino y licores. Si bien los roedores invadirán cualquier estructura hecha por el hombre en busca de alimento y refugio, los fuertes olores que provienen de estos negocios son como la campana de una cena. Y los roedores no se decepcionan con lo que encuentran cuando entran. A los roedores les encantan los ingredientes que se utilizan para producir alcohol. Pero la presencia de roedores en cualquier negocio que botellas o latas de líquidos puede suponer un grave problema. Los ingredientes almacenados pueden dañarse, los productos pueden contaminarse y la reputación de una empresa puede verse empañada permanentemente.

Si posee o administra un negocio que produce cerveza, vino o licores, aquí hay 5 consejos profesionales que lo ayudarán a acabar con los ratones y las ratas.

1. Saneamiento

Antes de que los ratones y las ratas entren en un negocio, los olores los atraen cerca del perímetro de la base. Por esta razón, la basura externa debe guardarse en contenedores sellados y desecharse de manera rutinaria. Si la basura se coloca en un contenedor de basura, el contenedor de basura debe estar lejos de las paredes exteriores.
A los ratones y las ratas les gustan los objetos que les brindan refugio o refugio. Como parte de un programa de saneamiento eficaz, es importante asegurarse de que se limpie todo el desorden alrededor de un negocio para que los roedores se sientan más expuestos mientras exploran las paredes exteriores.

2. Exclusión

La mejor manera de lidiar con ratones y ratas es ser proactivo. Se debe realizar una inspección detallada para identificar las áreas vulnerables y sellar los puntos de entrada. Si hay lugares que parecen haber sido masticados por roedores, se debe usar tapajuntas de metal o algún otro material para fortalecer esos lugares. Si existen agujeros, deben rellenarse o cubrirse con un material resistente a los roedores.

3. Modificación de la estructura

Los ratones y las ratas son ingeniosos. Pueden trepar a los árboles y correr por las ramas para llegar al techo de un negocio, por lo que las ramas deben cortarse para evitar esto. Pueden trepar por los bajantes para llegar al techo, por lo que es una buena idea colocar una malla metálica en los bajantes. Esto permite que el agua fluya pero evita que los roedores trepen. Cavan debajo de porches, terrazas, muelles de carga y otras estructuras exteriores. Se pueden usar cercas de alambre para proteger estas áreas vulnerables. Asegúrese de colocar la cerca al menos a un pie de profundidad. Algunos roedores son expertos en cavar túneles en el suelo.

4. Captura

Atrapar y sacar ratones y ratas una vez que han entrado no es un control efectivo de plagas. Es mejor ser proactivo colocando trampas alrededor del exterior de una empresa. Las trampas funcionan para reducir las poblaciones de roedores, pero también son esenciales para monitorear la presión de los roedores. Cuando lo realiza un técnico de control de plagas educado y experimentado, este método evita que estas plagas sigilosas entren sin ser notadas.

5. Obtenga consejos

Cuando se trata de proteger una empresa de las amenazas de los roedores, siempre es mejor asociarse con un profesional de servicio. Un profesional de servicio está educado en la biología y los hábitats de los roedores y está capacitado en los métodos y prácticas que los controlan. Ellos pueden guiarlo en las prácticas de control de plagas que lo ayudarán a usted y a sus empleados a hacer que su negocio sea menos atractivo para los roedores. Y, por supuesto, pueden implementar un programa para detectar áreas problemáticas, sellar los puntos de entrada que dan acceso a los roedores, monitorear la presión de los roedores y reducir las poblaciones de roedores alrededor del perímetro de su fundación. Cuando este protocolo lo realiza un profesional de servicio altamente capacitado, su empresa tendrá la protección que necesita para protegerse contra todas las muchas amenazas que representan los roedores.